Tel: 961301011 -

Epitafios divertidos en lápidas

Epitafios divertidos en lápidas

Estamos de acuerdo en que buscar servicios funerarios en Valencia es una acción poco divertida, pero, a su vez, inevitable tarde o temprano. Sin embargo, no hay que llorar el fallecimiento de un ser querido, sino celebrar la vida que ha llevado a cabo.

Si has buscado servicios funerarios en Valencia, quizá necesites asesoramiento sobre epitafios si el difunto no ha demandado nada en particular o quieres saber qué tramites realizar para comunicar las últimas palabras que sí ha dejado el fallecido. Como hemos dicho al principio, debe celebrarse la vida, y muchas personas con esta mentalidad nos han dejado epitafios increíblemente ingeniosos e incluso divertidos. Estos son algunos de ellos.

Un epitafio sumamente ingenioso es el del pintor español Miguel Collantes. En lugar de escoger una máxima solemne o relacionada con su profesión, escribió. "Yo ya perdí peso. Pregúnteme cómo". También cabe destacar la lápida de un gendarme del siglo XIX, Robert Clay Allison, quien propuso para su epitafio la frase "Nunca maté a ningún hombre que no mereciese morir". Todo un justiciero de aquella época.

En España, concretamente en Ávila, encontramos una lápida de lo más directa y que reafirma el dicho de que "una imagen vale más que mil palabras". Ni más ni menos que una escultura de una peineta aparece centrando la tumba. En Andalucía encontramos el epitafio de Pepe, cuya esposa ya murió unos años antes. Sus hijos siempre alababan el sentido del humor que tenía y por eso decidieron escribir: "Rubia, échate un poquito para allá, que me estás clavando el codo".

En conclusión, mantener el sentido del humor con el que se disfrutaba del difunto también es una gran manera de homenajearlo. De todas formas, en Funeraria-Tanatorio Hijos Vicente Picó, S.l. contamos con un equipo de profesionales que te asesorarán para cualquier trámite y cualquier epitafio que desees inscribir. Infórmate sin compromiso.

haz clic para copiar mailmail copiado